Central Telefónica +511 614-7474
Miércoles, 07 Abril 2021 10:33

Una malformación arteriovenosa cerebral es una maraña de vasos sanguíneos anormales que conectan las arterias y las venas en el cerebro.

Dr. Álvaro Máiz García, neurocirujano del HNDAC||| Dr. Álvaro Máiz García, neurocirujano del HNDAC||| |||

 

El Dr. Álvaro Máiz García, neurocirujano del HNDAC explicó que las arterias son responsables de llevar sangre rica en oxígeno desde el corazón hasta el cerebro. Las venas transportan la sangre escasa en oxígeno de nuevo a los pulmones y al corazón. Una malformación arteriovenosa cerebral altera este proceso vital.

“Una malformación arteriovenosa puede manifestarse en cualquier lugar de tu cuerpo, pero se produce con mayor frecuencia en el cerebro o la columna vertebral. Con todo, las malformaciones arteriovenosa son poco frecuentes y afectan a menos del 1 por ciento de la población”, aseveró el especialista.

Se desconoce las causas de las malformaciones arteriovenosa.  La mayoría de las personas nace con ellas, pero en ocasiones se pueden formar más adelante en la vida. No suelen ser genéticamente hereditarias. Algunas personas con malformación arteriovenosa cerebral manifiestan signos y síntomas, como dolores de cabeza y convulsiones.

“Estas malformaciones con el pequeño crecimiento y con el cambio de flujo que entrega la sangre a determinado tejido producen molestias como el dolor de cabeza, que generalmente aparece a los diez de edad o en adultos jóvenes. También puede presentar trastorno del lenguaje, en el área visual ve luces en algunas partes y déficit de movimiento”, explicó el Dr. Máiz García .

Las malformaciones arteriovenosas se detectan con frecuencia después de realizar una exploración del cerebro por otro problema de salud o después de que los vasos sanguíneos se rompen y producen sangrado en el cerebro (hemorragia).

Una vez diagnosticada, la malformación arteriovenosa cerebral a menudo puede tratarse con éxito para prevenir complicaciones, como daños cerebrales o accidentes cerebrovasculares.      

Para diagnosticar una malformación arteriovenosa se tiene que realizar una resonancia magnética o tomografía a la cabeza de una persona. En los resultados de las imágenes de los  exámenes en la parte de la cabeza se aprecia unos ovillos o vasos sanguíneos mal formados.

“Mi recomendación para las personas es que si tiene dolores muy fuertes y frecuentes en la cabeza debe hacerse obligatoriamente un estudio de imágenes porque tiene que saber que la estructura cerebral esté bien”, explicó el Dr. Máiz.

Asimismo, este tipo de problemas de malformación arterial en muchos casos no presenta síntomas patológicos como el caso del aneurisma que solo se descubre cuando el paciente presentó un cuadro de hemorragia.

El examen que nos confirma de una malformación arteriovenoso y nos permite clasificar y para dar tratamiento es el estudio de la Panangiografía Cerebral Digital Diagnóstica.

Es un método invasivo que se realiza en una sala con sistema de refrigeración, bajo emisión de rayos "X", y bajo control fluoroscópico (Radiación Continua Controlada). El estudio consiste en colocar al paciente en posición de decúbito dorsal (acostado boca arriba) en una mesa. 

En primer lugar se introduce un catéter diagnóstico y una guía, y se navega por el sistema arterial ascendiendo en contra flujo hasta localizar el arco aórtico (nacimiento de las arterias del cuello que van hacia el cerebro).

Una vez que el catéter está en su lugar, se inyecta un tinte especial (medio de contraste) dentro de dicho catéter. Se toman las radiografías para ver cómo se desplaza el medio de contraste a través de la arteria y los vasos sanguíneos del cerebro. El tinte ayuda a resaltar cualquier obstrucción del flujo sanguíneo.

Después de tomar las radiografías, se retiran la aguja y el catéter e inmediatamente se aplica presión sobre la pierna en el lugar de inserción durante 10 a 15 minutos para detener el sangrado. Después de ese tiempo, se revisa el área y se coloca un vendaje apretado. La pierna se debe mantener extendida durante 12 horas después del procedimiento.

Este es el proceso  del diagnóstico de una malformación de un arteriavenosa donde se puede identificar el estado de los vasos sanguíneos para aplicar un adecuado tratamiento.

 

 

                                                                                                                             

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                               Oficina de Imagen Institucional

Copyright © Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión Todos los Derechos Reservados.

Oficina de Estadística e Informática